• Adriano Malchiodi

¿Blanqueamiento dental?

El esmalte de los dientes tiene muchos poros y a través de ellos pueden traspasarse restos orgánicos de alimentos y bebidas que a la larga pueden pigmentarlo si no mantenemos una buena higiene dental. Para “blanquearlos” existe el procedimiento llamado “blanqueamiento dental”. Se realiza por medio de un gel de peróxido de hidrógeno y de peróxido de carbamida que hace que el oxígeno penetre a través de los poros del esmalte (parte dura externa) hasta la dentina (parte central interna), generando la descomposición de esos compuestos orgánicos en pequeñas partículas que reflejan mejor la luz y por ende aclaran el color de los dientes. Como este gel penetra hasta la dentina del diente, es normal que la persona pueda sentir un aumento de la sensibilidad al frío temporalmente. Por esto hay que considerar el estado general de los dientes y encías antes de hacerse el blanqueamiento. Hay personas cuyas encías están muy inflamadas o se han reabsorbido dejando expuesto parte del cuello o raiz del diente. Es por ello que tu odontólogo determinará si es conveniente o nó que te hagas el blanqueamiento. Puede ser realizado por tu dentista en la clínica o en casa siguiendo sus indicaciones. Si te lo haces en la clínica se necesitarán al menos 2 sesiones, dependiendo de los resultados y el nivel de

blanco obtenido. Tu odontólogo colocará el gel directamente sobre tus dientes y luego lo fotoactivará con una lámpara de luz intensa para que pueda absorberse con mayor rapidez. Si lo haces en casa requerirá del uso de una férula transparente donde se colocará el gel y luego la posicionarás en ambas arcadas al menos por una hora diaria por dos semanas. Es importante que evites ingerir alimentos o bebidas muy pigmentadas o con colorantes fuertes sobretodo durante las primeras 24 horas así como evitar fumar, pues el gel sigue actuando dentro del diente y éste puede absorber con más fuerza estos pigmentos. De igual forma, es bueno que tengas presente que el efecto del blanqueamiento dental en tus dientes a largo

plazo, dependerá de la cantidad, frecuencia e intensidad de pigmentos que ingieras. En

términos generales podrá durar al menos por 3 años.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo