• Adriano Malchiodi

Consecuencias de la pérdida de un diente

La pérdida de un diente puede generar una gran cantidad de problemas en nuestra boca, que a lo largo del tiempo se irán agravando en mayor o menor medida:

1.- Dificultad en la función masticatoria, ya que se produce un impacto de los alimentos contra la encía que puede dañarla y generar molestias.

2.- Desgaste mayor de los dientes del otro lado, pues tenderemos a masticar del lado contrario para evitar dichas molestias.

3.- Migración de los dientes al espacio vacío que buscan el contacto con el diente perdido inclinándose y cerrando el espacio.

4.- Disminución de la porción de raíz que permanece dentro del hueso del diente antagonista , ya que éste erupcionará cada vez más buscando el contacto del diente contrario, pudiendo incluso presentar movilidad y la futura pérdida del mismo.

5.- Pérdida ósea en el lugar del diente extraído debido a que la ausencia de estímulo produce la reabsorción ósea progresiva.

6.- Aparición de la caries, pues los espacios interdentales se vuelven irregulares, incluso se abren facilitando así la acumulación de restos de alimentos entre los dientes.

7.- Aparición de la periodontitis, pues se dificulta la higiene y se generan espacios en donde puede formarse sarro con facilidad favoreciendo la movilidad, dolor y pérdida de los dientes.

8.- Desgastes prematuros de los dientes, ya que se generan contactos indebidos entre los mismos durante la masticación forzando cargas sobre ellos.

9.- Se pone en peligro la continuidad de los demás dientes en boca, debido a la sobrecarga masticatoria y empeoramiento del estado periodontal general.

10.- Cambio en la apariencia externa de la cara, debido a la reabsorción ósea, que cada vez será más evidente en función de la cantidad de dientes faltantes.

11.- Disminución progresiva de la autoestima y socialización, ya que el estado de nuestra boca influye directamente en nuestra apariencia general y que la sonrisa es lo primero que vemos al conocer a una persona.

Para corregir esta situación o evitarla, debemos reponer el diente que falta y restaurar la correcta relación de mordida cuanto antes, bien sea con una prótesis removible, fija o implante, retardando así en la medida de lo posible todos los problemas que esta pérdida puede provocar.


10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo