• Adriano Malchiodi

Salud bucal y diábetes

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre ya que el páncreas no funciona correctamente, por lo cual el paciente se tiene que inyectar insulina. La insulina es la hormona que produce el páncreas. Algunos síntomas del organismo en general son: Visión borrosa, sed excesiva, fatiga, micción frecuente, hambre y pérdida de peso. En la boca: 1.- Hay mayor sequedad y mal olor. 2.- Aumenta igualmente la cantidad de la glucosa en la saliva que está en continuo contacto con los dientes y encías. 3.- Se disminuye la respuesta inmune, inflamatoria y de cicatrización. 4.- Al ser el azúcar el alimento de las bacterias, éstas aumentan en cantidad y en producción de ácidos favoreciendo la aparición de enfermedades bucales como la placa dental, caries, gingivitis, hasta llegar a la periodontitis y posible pérdida de dientes. 5.- Así mismo, pueden aparecer otras enfermedades como estomatitis, hongos, úlceras y cambios en la lengua. Para prevenir todo esto, es importante que la persona diabética pueda mantener controlada la azúcar en sangre, una higiene buco-dental adecuada con el uso de hilo dental y productos de cuidado bucal con alto contenido en flúor, una dieta balanceada y visitar a su odontólogo regularmente.


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo